Que la pornografía es un montaje es algo que sabe cualquiera. La actuación y la ficción de algún modo componen fantasías para deque de una u otra forma entendamos nuestra propia existencia. Tal vez ahí reside -en clave- el éxito rotundo del mundo del porno. Hace pocos días uno de los videos más vistos en la web explica un poco esta especie de mentira que existe entre el sexo real y el sexo actuado. La particularidad del video radica –no tanto en la explicación- sino en la comparación de algunas prácticas sexuales con algunas comidas. Placeres que se acercan a las necesidades necesarias de todas las personas.

Está en ingles. Igual es instructivo. Buen provecho.