Sin dudas Omar Zeid es un equilibrista que ha caminado entre las montañas del Manzano Histórico; y también, con la vista fija en un punto, entre las diversas posibilidades de cada instante.

Así por momentos ha bajado en patineta por los límites absurdos que presenta la cotidianeidad y en otros, ha mirado a sus amigos Elio Contrera y Tomas Fadel, como quien pregunta, sí cabe otra belleza en la mirada desde un río en las frondosas selvas del Brasil.

Sin embargo lo que  más destacamos desde Cubilonline es que Omar Zeid, conocido en el club de los negocios raros como Clito, puso en acto el maravilloso escrúpulo de haber construido una nota sobre «La resurrección de las máquinas», del genial Jorge Crowe. Esa nota le permitió a Cubilonline darse cuenta que había nacido.

Omar Zeid, un equilibrista necesario.

image

image