La sorprendente transformación de los desechos electrónicos que realiza el artista plástico Jorge Crowe al convertir tecnologías obsoletas en nuevos juguetes y gadgets. Nos invitan a dejar las reglas del mundo tal como uno las conoce y animarse a la aventura de pensar distinto. En el universo de Jorge, la electrónica está lejos de ser complicada y aburrida, la música no se toca con instrumentos sino con juguetes (¡un gato chino toca la batería y Godzilla marca el ritmo!), y un viejo reproductor de casetes puede ser el puntapié inicial para crear un objeto único, nuevo y distinto.

El mundo que propone es sumergirse en un espacio multifacético, lleno de aristas; pero donde uno no pierde la sensación de encontrarse dentro de un hábitat definido, cuidado hasta en sus últimos detalles. Si bien su primera área de formación son las plásticas, actualmente se ha orientado a la tecnología aplicada a los procesos creativos y trabaja principalmente de docente, dando clases a chicos y grandes. Su producción es realizada principalmente con electrónica analógica, tecnología obsoleta o bajas tecnologías. Todos dispositivos de bajo costo, que luego son modificados para aplicarlos a la educación, al arte o aún más importante para cualquier persona que quiera construir sus propios objetos.

A Jorge se lo encuentra en su actual taller localizado en el barrio porteño del Abasto, en una casona reciclada de más de cien años,  delante de una gran mesa que reúne mixers de audio, también de video y una cantidad difícil de contabilizar de muñecos además -nuevamente- de más juguetes. Este material es el que presenta luego en vivo y es uno de los ejes de su producción actual, donde se lo puede ver manipulando los objetos que él alteró incluyéndole entre otras cosas cámaras y también amplificación para generar un audiovisual nuevo, loopeado y sampleado, pero sin ningún tipo de software de por medio, sólo sus manos en los botones.

Hoy en día circula por una gran cantidad de espacios, también aparentemente opuestos. Por nombrar algunos: las fiestas Sintomática, el encuentro Fábrica de fallas, además de Panorámica de Fundación Telefónica, el Medialab del C.C.E.B.A. y finalmente (para hacer una lista breve) una ponencia para docentes de diferentes partes del país y latinoamérica (que lo aplaudieron de pie al finalizar su exposición) en el primer encuentro Internacional de Juegos y Juguetes organizado por F.L.A.C.S.O.

 

Fuente: Fotografía:  Cooperativa de Fotógrafos GCOOP – http://revistaunderground.com.ar/