Julián Chabert

Comprender como un antropólogo, -la propia cultura- y compartirlo a muchos, podría ser una descripción posible de lo que significa hacer “Periodismo”, para alguien, como Julián Chabert -que es reportero de exteriores del noticiero Canal 7.

El ejercicio del periodismo es un ejercicio de la inmediatez y a veces superficial, -porque hay que hacer tres o cuatro notas en una mañana-, y disponés de media hora para cada tema, entonces el periodismo hecho por periodistas “”colibríes”, se presentan los temas, señalando unos pocos puntos, y no podes profundizar en ninguno. Se elogia, se promueve, se naturaliza, el ejercicio de éste tipo de periodismo “”express”, denostando la “”profundidad”, por que no hay recursos, porque no hay tiempo o por lo que sea.

Julián ha concebido otra idea. Presupone que -como un movimiento alternativo- al periodismo rápido, se puede, -es posible- registrar lo que queda afuera de la agenda. Lo que no se cubre -porque está lejos, porque no lo entendemos, o porque -simplemente- no nos tomamos el tiempo.

La escuela dentro de la cárcel. La vida de los pueblos. La relación del tipo del campo con su caballo. O el tipo del campo con las estrellas. O la indiferencia del tipo de la ciudad con las estrellas. Otra forma de mirar los temas. Y otra forma de mirarnos.

Vos te preguntarás, -¿cómo se haría a lo posible?, – y si yo llevo la cámara, -filmo-, con el asesoramiento de un “Gerardo Tejeda”, -un camarógrafo con experiencia-, hago la edición, y la nota.

¿Seria posible?

Sí.

Es producir contenidos, -que muestren-, que describan las cosas que nos pasan, la cotidiana existencia que nos afecta, mostrada ahí, como una narración hecha con imágenes y no tanto con palabras. Preguntas de la existencia, hechas a distintos recortes de la realidad.

Ganar independencia con tecnología puesta al servicio de un periodismo, -que haga registros de nuestra existencia-.